A Través del Espejo de Leticia

 

La fotografía etérea, femenina y fantasmagórica de Leticia Gonçalves Alfeud siempre me ha cautivado. Recuerdo que la primera vez que observé su galería en Instagram (@theghostcortege) pensé que se trataba de una oscura Cleo de Merode contemporánea .

img_3318

Leticia una de esas bellas pálidas nacidas en suelo Suramericano. Y es que a muchos puede asombrarles que bajo el inclemente sol del trópico una tez clara pueda conservarse inmaculada. Factores climáticos, genéticos, sociales y culturales pudieran no ser propicios para que la palidez sea un rasgo típicamente distintivo de las mujeres latinoamericanas. Sin embargo, los estereotipos engañan y los determinismos geográficos languidecen cuando la evidencia muestra que Suramérica es un epicentro en el que no sólo confluyen muchas etnias y culturas, sino también fenotipos. Ya sea por el azar de la genética o por afinidades estéticas, la belleza pálida encuentra tantas manifestaciones como paletas de tonos claros pueden existir.

 

11

Leticia es Magister en Historia y actualmente estudiante de Doctorado en Historia Medieval de la Universidad de Sao Paulo (Brasil). Sus intereses investigativos se concentran en las enseñanzas clericales francesas de finales del siglo XV. Esta bella dama pálida generosamente ha querido compartir con Espejos en el Ático algunos de sus rituales de tocador y fuentes de inspiración. A diferencia de muchas mujeres, Leticia no comenzó a usar maquillaje en sus años de adolescencia sino una vez iniciada su veintena. Aunque sus devaneos con el maquillaje se concentraron inicialmente en el uso del delineador y el labial rojo, con el transcurrir de los años su interés por el maquillaje ha incrementado ostensiblemente. Aunque tiene una tez envidiable y ha sido afortunada en no sufrir problemas de piel, los años le han enseñado que para tener una bella piel en una edad madura, desde ahora debe cuidar su piel con esmero (Leticia se encuentra en sus 30).

03012014

08102014

Leticia nos cuenta que su colección de maquillaje es modesta pero que en sus rituales de maquillaje nunca faltan los labiales rojo, rosa suave y malva (prefiriendo siempre los tonos sobrios y fríos). La base de acabado mate la reserva para ocasiones especiales. Esta bella de piel de porcelana usa (por supuesto) protector solar todos los días, especialmente por el fuerte sol de su Brasil natal. Cuando de cuidar su piel se trata, Leticia opta por usar productos con ingredientes naturales (e.g., barro y camomila). En materia de lociones hidratantes, sus favoritas son las de Mary Kay y Roc.

img_9554

img_9538

¿Como no preguntar a Leticia de donde viene su inspiración en materia de maquillaje? No sorprende que su inspiración provenga frecuentemente del pasado, especialmente de las mujeres representadas por sus artistas, pintores, fotógrafos favoritos (al igual que en sus películas predilectas). La estética del siglo XIX y de principios del siglo XX es especialmente significativa para Leticia. Particularmente en lo que respecta a los movimientos pictóricos propios del romanticismo oscuro, el simbolismo y la fotografía pictorialista. El maquillaje de los años 60 y 70, aquellos ojos oscuros, labios pálidos y los rostros del rock gótico de los 80. Leticia trata de adaptar sutilmente todas aquellas fuentes a su rutina de maquillaje. Y vaya que lo logra a cabalidad!

9

Esta musa pálida interpreta el maquillaje como una especie practica artística cotidiana a través de la cual intervienen diferentes conceptos y referencias estéticas. Todos estos elementos facilitan la creación de algo profundamente particular y maravilloso. Lo anterior no deja de causar cierta perplejidad toda vez que obrando como un encantamiento permite trascender la banalidad y la futilidad de lo ordinario.

13

Fotografias cortesía de Leticia Gonçalves Alfeud

Anuncios